"No existe nada en el mundo que no nos hable.
Todo y todos revelan su propia naturaleza,
carácter y secretos continuamente.
Cuanto más despleguemos nuestros sentidos internos,
mejor podremos entender la voz de todas las cosas."

Hazrat Inayat Khan ("Música y Misticismo")

 

Todo lo que existe vibra: cada átomo, cada célula, piedra, planta, cada ser. En esencia somos vibración que según su frecuencia se manifiesta milagrosamente como materia, cuerpo, sonido o color. Si nos paramos a contemplar, sentir, escuchar o mirar de verdad, podemos contactar con esta esencia de nosotros mismos y de todo lo que nos rodea.

En la búsqueda eterna por saber quiénes somos y cómo contactar y comunicar con la divinidad, existen tradiciones muy antiguas en el uso del sonido. En los últimos sesenta años hemos empezado a re-descubrir e integrar la sabiduría del sonido al mundo occidental y a aplicarlo al desarrollo personal, el auto-conocimiento, la sanación y la apertura espiritual. Para ello utilizamos la voz y antiguos instrumentos tradicionales, como los cuencos tibetanos, los gongs, y otros de más reciente creación.

Estos instrumentos tienen en común una enorme variedad de tonos armónicos y unas vibraciones que nos tocan profundamente. Aplicados con una intencionalidad amorosa y limpia pueden conducirnos a nuestra esencia, a nuestra energía, a nuestro cuerpo y a nuestras emociones. Armonizan los desequilibrios al liberar los bloqueos físicos, emocionales y energéticos que encuentran a su paso. El camino del sonido nos ayuda a tranquilizar la mente y a vivir la presencia en el aquí y ahora.

 

Instrumentos

Los instrumentos que utilizamos están elegidos por su gran riqueza en armónicos, sus efectos profundos y su relativa facilidad de tocar. Algo que nos permite enfocarnos más en la esencia del sonido. El camino del Sonido nos puedes llevar a más presencia en todo!

Cuencos tibetanos
Cada cuenco, hecho a mano en la región del Himalaya, con una aleación de metales (oro, plata, cobre, estaño, hierro, plomo y mercurio), produce un sonido único que nos intriga por su riqueza en tonos armónicos. El abánico de sus tonos depende de las proporciones de cada metal en la mezcla, del tamaño, de su forma y grosor. Cada cuenco es diferente y su uso depende de los tonos dominantes y de sus vibraciones específicas. Ayudan a soltar bloqueos a todos los niveles y facilitan la entrada en estados de paz y de relajación profunda (alfa y delta). En estos estados es más fácil llegar a una visión de la vida desde nuevas perspectivas. Utilizamos cuencos antiguos y de reciente creación, todos de una calidad superior, profesional , selecionados  por Jacomina en sus viajes anuales a Nepal.

Gongs orientales (Tam Tam y Feng)
Los gongs son instrumentos muy poderosos, fabricados industrialmente en China y luego afinados manualmente según una tradición milenaria. Los gongs Tam Tam se encuentran dentro de templos en toda Asia. Los gongs Feng se utilzan en los teatros de China, para representar la voz del guerrero. En el trabajo con Sonido, ambos son muy útiles para el diagnóstico, para la limpieza energética de espacios y personas, y para acompañar procesos de transformación y sanación. También hay mucha variación en calidad y caracter en los gongs. Trabajamos con gongs profesioanles, selecionados en Alemania, aptos para una aplicación en la sanación y como instrumento musical.

Tingshas (crótalos / campanillas)
Sus sonidos penetrantes y agudos son muy útiles para desbloquear puntos concretos en el cuerpo, p.e. los oídos. Se aplican también para limpiar y restaurar el equilibrio en campos energéticos de personas y espacios. Eficaces y muy prácticos por su tamaño. Las tingshas que trae Jacomina de Nepal están producidos en campos de refugiados tibetanos, incorporando los metales de cuencos tibetanos rotos. Un proceso que lleva a una gran pureza de sonido y larga duración.

Monocordes
Pitágoras y otros científicos utilizaban este instrumento, con solamente una cuerda, para investigar las leyes armónicas. Descubrieron que son leyes universales que organizan y dan forma a todo, desde lo más pequeño en la Tierra hasta lo más grande en el Espacio. El monocorde es muy útil para explicar las leyes armónicas, por su simplicidad, y a la vez por su gran riqueza de tonos. A base de la frecuencia de los movimientos de los planetas en el Espacio, es posible calcular los tonos que produce cada movimiento. Son tonos muy bajos, imposibles de percibir con nuestros sentidos. Al subirlos con octavos, podemos escucharlos y afinar las cuerdas en el tono de uno de los movimientos de los planetas o de la Tierra en el Espacio. Actualmente utilizamos monocordes de aprox. 30 cuerdas, normalmente afinado en Do sostenido, el tono que produce la Tierra en el Espacio en 1 año. Podemos preparar monocordes, construidos por unos artesanos alemanes, en el tono que queramos, experimentar los efectos de estos tonos y utilizarlos como instrumento de crecimiento personal y de (auto)-ayuda. Se utilizan como instrumento musical, de meditación y para la sanación. 

Voz
Nuestra voz expresa quiénes somos en relación a nosotros mismos y al mundo. Es nuestro instrumento más cercano y tiene la capacidad de re-conectarnos con nuestra esencia y con nuestro tono fundamental. Nos puede ayudar a sanarnos y a fundirnos, sonando, cantando, con toda la existencia. No se trata de aprender a cantar como cantantes de ópera, sino de reconectar con la  propia voz.

Escucha
Hay muchas maneras de escuchar. Escuchar de verdad lleva a una profundamente conexión con uno mismo, con el mundo y con la naturaleza, en el momento presente.

 

Programa de Sonido y Crecimiento Personal

A base de su experiencia con el uso y la enseñanza de la aplicación del sonido, Jacomina ha desarollado un programa de enseñanza para el uso personal y profesional de sus instrumentos. Para ambos enfoques es necesario una base, una introducción al uso de los cuencos tibetanos y la voz, que se realiza en el Taller de Iniciación (Nivel I). Este taller es imprecindible para poder acceder a los otros talleres y formaciones.

Después del Taller de Iniciación (Nivel I), las personas que quieren incorporar el sonido en su vida personal, sin pretenciones profesionales, pueden seguir con el Taller de Profundización (Nivel II) y los Talleres Temáticos. Los profesionales interesados en ampliar sus conocimientos y prácticas más a nivel profesional, pueden seguir con los mismos talleres y luego seguir con la Formación de Sonido para Profesionales o entrar directamente en la Formación. 

 

grafica-magia-sonido

b1

b2